ACERO INOXIDABLE 316L

El acero inoxidable Tipo 316 es un acero inoxidable de cromo níquel austenítico que contiene molibdeno. Esta adición aumenta la resistencia a la corrosión general, mejora la resistencia a picaduras de soluciones de iones de cloruro y proporciona mayor resistencia a temperaturas elevadas. Las propiedades son similares a las del Tipo 304, excepto que esta aleación es un poco más sólida a temperaturas elevadas. La resistencia a la corrosión es mejor, particularmente contra ácidos sulfúrico, hidroclorhídrico, acético, fórmico y tartárico; sulfatos ácidos y cloruros alcalinos. El acero inoxidable del Tipo 316L es una versión de carbón extra bajo del Tipo 316 que minimiza la precipitación de carburos prejudiciales en la zona afectada por el calor durante la soldadura.

APLICACIONES

Cabezales de escape, piezas para hornos, intercambiadores térmicos, equipos farmacéuticos y fotográficos, recortes de válvulas y bombas, equipos químicos, digestores, tanques, evaporadores, equipos de celulosa, papel y procesamiento textil, piezas expuestas a atmósferas marinas y tuberías. Como clave, también se le llama “Acero grado alimenticio”.

 

PROPIEDADES MECANICAS

PROPIEDADES FISICAS

PROCESAMIENTO: Los Tipos 316 y 316L no pueden endurecerse mediante tratamiento térmico. Recocido: Calentar a 1900 a 2100 °F (1038 a 1149 °C), luego moldear y sumergir rápidamente: Los Tipos 316 y 316L pueden moldearse y extraerse rápidamente.

SOLDADURA: Generalmente se considera que estas aleaciones tienen una menor capacidad de soldadura que los Tipos 304 y 304L. Una diferencia importante es el mayor contenido de níquel en estas aleaciones, que requiere una velocidad más lenta de soldadura por arco y más precaución para evitar el agrietamiento por calor. Cuando sea necesario un relleno, AWS E/ER 316L y 16-8-2 son los especificados con más frecuencia.

CORROSIÓN: Los aceros inoxidables Tipos 316 y 316L exhiben mejor resistencia a la corrosión que el Tipo 304. Proporcionan excelente resistencia a las picaduras y buena resistencia a la mayoría de los químicos implicados en las industrias de papel, textil y fotográfica.